Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia
Panel de Accesibilidad
IGUN

Colombia, potencia forense que no genera orgullo

15-06-2021

La academia debe seguir desarrollando investigación básica y experimental en procesos, métodos y protocolos que permitan el análisis de muestras complejas y que lleven a identificar los desaparecidos en el país.

BOGOTÁ D. C., 30 de marzo de 2015 — Agencia de Noticias UN-

Así lo afirmó Manuel Paredes, coordinador del Grupo Nacional de Genética Forense del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses, en la conferencia “Retos actuales de la genética forense en Colombia”, organizada por el Instituto de Genética de la U.N., donde el experto abordó el tema de la identificación de desaparecidos por medio pruebas de ADN. Según el experto, el reto en este aspecto es inmenso, pues en medio del conflicto existen estadísticas confusas de diversas fuentes de información. Sin embargo, desde el Instituto de Medicina Legal se cree que son más de 70.000 desaparecidos en Colombia. Por esta razón, la problemática se presenta como un desafío para instituciones forenses como la Fiscalía General de la Nación, la Policía Nacional y el propio Instituto, las cuales realizan un esfuerzo desde sus laboratorios para calmar la angustia de miles de familias en Colombia que no saben qué pasó con sus seres queridos. No solo la genética es utilizada para la identificación de personas, es un trabajo interdisciplinario con otros grupos, entre los que se encuentran la antropología y la patología forense. “En un proceso de identificación, el genetista ingresa al equipo como última alternativa, existen otras formas de identificación dependiendo de si los restos corporales tienen algunos elementos odontológicos o huellas digitales que permiten esclarecer la identidad” explicó el funcionario. Paredes señala que lamentablemente muchos cuerpos se encuentran esqueletados, razón por la cual se deben realizar pruebas de ADN. En este caso lo que se hace es obtener fragmentos óseos que son pulverizados para obtener el material genético, después se realiza un cotejo con los familiares de los desaparecidos. Una de las herramientas importantes con la que cuenta el país, reglamentada por la ley 1408 del 2010, es el “Banco nacional de perfiles genéticos de desaparecidos en Colombia”, que consiste en  una seria de bases de datos utilizadas para apoyar los resultados de las pruebas de laboratorio. Se trata de una lista de 15 parejas de números (perfiles genéticos) que se introducen en archivos digitales, en donde se encuentran almacenadas 4.000 muestras de restos óseos de individuos no identificados y más de 25.000 de familiares de desaparecidos. Estos dos tipos de archivos se cruzan en una base de datos relacional que identifica coincidencias y relaciona las familias con los desaparecidos, posteriormente, se realiza un trabajo de gestión amplio para confirmar cada sospecha.  “Con el posible posconflicto, se da una alternativa para conocer versiones y posibles verdades que permitan ubicar los sectores en donde se encuentran los cuerpos de los desaparecidos, por eso lo que se viene es un trabajo muy fuerte”, afirmó Manuel Paredes. Según este investigador, P.h. D. de la Universidad Nacional, el trabajo que se realiza desde la academia es fundamental, pues Colombia se ha convertido en una potencia forense. Por esta razón, la experiencia y el conocimiento adquirido son muy grandes, deben ser administrados y transferidos a nuevas generaciones y a quienes se interesan en conocer el proceso colombiano. 

(Por: Fin/VMH/dmh/SYC)N.° 32